botella de Aceite de oliva virgen extra Isbilya Sikitita (500ml)

Obra nueva

Aceite de oliva virgen extra 100% Sikitita, la sorprendente variedad de olivo con lo mejor de las clásicas Picual y Arbequina.

Más detalles

- +

 
Más info


ISBILYA SIKITITA: EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA DE ÁNGEL & TERESA

Ángel asumió temeroso que su primer destino como ingeniero agrónomo fuese Arzúa, un pueblo gallego cuyo clima distaba mucho de su Sevilla natal. Ángel era hijo del olivar andaluz, concretamente de la finca “El Nogal”, en pleno Aljarafe sevillano pletórico de calor. Su padre, su abuelo, y su bisabuelo cultivaban aceituna para “la Española”. Motivado por el deseo de descubrir Galicia, coincidió con Isabel, una coruñesa que visitaba Santiago de Compostela por las Fiestas del Apóstol. Allí prendió la llama entre fuegos artificiales. Recorrieron España y tuvieron dos hijos: Ángel y Teresa, pero nunca dieron la espalda a Sevilla y su olivar y a ellos inculcaron el amor por la sombra de los olivos y el respeto a la tradición.

Los olivos de “El Nogal” sobrevivieron al boom inmobiliario: 8 hectáreas de oro líquido con árboles milenarios que llamaban en la distancia, reclamando su atención. Ángel trabajaba en EEUU y Teresa en Francia, pero no dudaron en volver cuando hubo que tomar partido. Se trataba de cumplir la promesa familiar y perpetuar la tradición, o el olvido. Como biólogo y como química, pero sobretodo como hijos de una estirpe aceitunera, Ángel y Teresa sabían que en la Universidad de Córdoba habían descubierto una nueva variedad de olivo: Chiquitita, o “Sikitita” (en puro sevillano); fruto de la sorprendente polinización espontánea entre la “Picual” y la “Arbequina”, dos variedades ominipresentes en el olivar español. La alta productividad y la tolerancia al clima de Sikitita resultaron ser inigualables.

Era la oportunidad que Ángel y Teresa esperaban: apostar por la innovación conjugando su osadía con la tradición y la sabiduría de generaciones que llevaban dentro la semilla del aceite. Levantaron sus olivos de mesa y plantaron esta variedad, Sikitita y sólo Sikitita. El Nogal era la finca perfecta, su microclima, sus tierras rojas y ricas en cal les permitían creer en su sueño. Sin plantaciones en las que verse reflejados y mirando al futuro, había que esperar varios años para entender su evolución. Buscando siempre la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Plantaron los árboles siguiendo una filosofía de seto continuo, lo que les permitía una iluminación máxima, la acumulación de ácidos grasos y la madurez homogénea en todo el árbol. A ello le añadieron la aportación continua de agua y nutrientes, una poda adecuada y la clave para no malograr el trabajo previo: la recolección en una sola noche y sólo al vuelo, sólo la parte alta del árbol donde está el mejor fruto. Donde muchos se dejan llevar por los falsos perfumes de la cantidad, ellos apostaron por la calidad. Y buscaron un cómplice. Tras la rápida recolección nocturna, la aceituna va directa a una almazara totalmente limpia y a estrenar, “La Rosa de los Infantes”, donde se realiza la extracción en frío, se procede a la molturación y, tras un breve batido, se obtiene un néctar de aceituna a 22º.

La Sikitita, un nombre sevillano con retranca gallega para un olivo con menor porte. En este caso el tamaño no importa. La Sikitita no sólo es más productiva, sino que su maduración es más precoz y su recogida es más fácil por su dimensión, parecida a la vid. Sus características organolépticas nos trasladan un sabor afrutado y dulce, con un amargo y picante equilibrado. Como homenaje a sus padres, Ángel y Teresa bautizaron a este aceite de oliva virgen extra como “Isbilya”. Así se denominaba a la ciudad de Sevilla en el siglo VIII, y más importante aún, evoca a Isabel, su madre, la gallega que se enamoró de un sevillano y se fundió en su identidad. Así que, cuando pruebes este aceite de oliva virgen extra Isbilya Sikitita, recuerda que estarás saboreando el cumplimiento de una promesa, el amor de una familia por sus raíces.

¿Cómo valorarías esta obra?

botella de Aceite de oliva virgen extra Isbilya Sikitita (500ml)

Aceite de oliva virgen extra 100% Sikitita, la sorprendente variedad de olivo con lo mejor de las clásicas Picual y Arbequina.

¿Cómo valorarías esta obra?

 
Comentarios(1)
18/12/2017

Una bella historia...de reencuentro con la belleza

Solo se puede narrar la ilusión por la vida, si previamente te han inculcado la belleza de las cosas bien hechas. La vuelta a las raíces es la mejor odisea.

No he probado aún el aceite, aunque lo tengo ya en mis manos, pero casi no me es necesario. Será un deleite para los sentidos. No puede ser de otra forma después de leer esta íntima historia. A la que podido llegar a través de una amiga del alma.

Felicidades.

  • Fue este comentario útil para ti?
  • (0) (0)

4 más en la misma sección

A quién le gustó esto también le entraron ganas de probar...