lata de Sardinas ahumadas en aceite de oliva

Obra nueva

Selección y elaboración tradicional de la conservera artesanal de Castiñeiras.

Más detalles

- +

 
Más info


LAS SARDINAS AHUMADAS DE MANUEL


La historia personal de Manuel Loureiro le devolvió a su tierra natal, en Riveira (A Coruña), hace ya más de veinte años. Licenciado en Químicas, desempeñó grandes puestos de responsabilidad en su vida profesional: fue profesor, trabajó para Nestlé, los astilleros de Reinosa y los Altos Hornos de Vizcaya. Con 45 años se dio cuenta que debía cambiar el rumbo. Quería cambiar el mundo y su mundo, y estaba al alcance de su mano. La familia de Manuel regentaba una conservera desde hacía ya dos generaciones. Aquella conservera familiar no tenía actividad en esos momentos, pero suponía la oportunidad perfecta: volver a su infancia, a la tierra de los sabores y la esencia del mar que él recordaba. Hablamos de una pequeña localidad con apenas 1500 habitantes y un edificio de piedra, abandonado, que mira al mar en la playa de Castiñeiras. Recuperó este antiguo obradoiro casi con sus manos; no se trataba de comprar maquinaria, sino de volver a la tradición artesanal que él considera la esencia de su obra y el camino a seguir.

Todo en conservas Don Reinaldo evoca años de tradición y sabiduría conservera: apenas nueve trabajadores, artesanos cómplices de la visión de Manuel, un edificio sencillo en el que se busca realizar una labor manual, con cariño, seleccionando los mejores productos, y un enlatado característico, redondo, lleno de matices color sepia que evocan antiguas fotografías. Manuel no habla de una conservera, sino de un “taller de conservas”. Contaba con una herencia poderosa: los salazones de su tatarabuelo, posteriormente el salmón, el boquerón y la anchoa ahumada, pero no quería quedarse ahí. En estos momentos su visión y capacidad le han convertido en un visionario de productos y tendencias gastronómicas. Manuel descubrió un mundo de posibilidades en torno a las algas, y es pionero en su recolección y envasado; investigando, divulgando, educando a la sociedad en su consumo a través de un sugerente recetario. Otro de sus descubrimientos fueron las ostras, el caviar de erizos, las castañas en almíbar, las ortigas de tierra y los ahumados, productos de mar y de tierra. A Manuel Loureiro, le buscan deseosos desde la hostelería y no hay quien le gane en actitud innovadora. En sus palabras: “no puedo competir en cantidad, pero sí en originalidad”.

Entre la coleccción de obras de esta conservera están las Sardinas Ahumadas. Las sardinas son sinónimo de celebración en cualquier lugar de España, protagonistas de nuestra gastronomía en todas nuestras costas, mares y puertos. Pequeñas delicias plateadas que merecen un trato y mención más destacado que el que hoy reciben. Pequeñas y grandes, sardinas y sardinillas, son estas últimas las que seleccionó Manuel para su creación. Las sardinillas, más pequeñas, tienen un sabor más fino, según algunos expertos. Pocos saben que su nombre proviene de las costas de Sardina en “Cerdeña”, donde son muy abundantes. A estos mares mediterráneos se fue Manuel a buscar su materia prima, concretamente la especie "Sardina Pilchardus", más pequeña por tratarse de aguas más cálidas, sabrosa y exquisita. Si a esto le añades un proceso de ahumado con madera de haya, que le confiere aroma y sabor, tendrás un bocado exquisito, único y diferente. No tengas miedo a dejar pasar el tiempo, en cinco años su sabor será exquisito, si cabe aún más.

¿Cómo valorarías esta obra?

lata de Sardinas ahumadas en aceite de oliva

Selección y elaboración tradicional de la conservera artesanal de Castiñeiras.

¿Cómo valorarías esta obra?

 
Comentarios(0)

Son much@s quienes han probado esta obra. Tant@s como quienes han repetido. Sin embargo, parece que nadie ha compartido sus impresiones todavía... Probablemente porque prefieren guardar en secreto el tesoro recién descubierto o, sencillamente, porque se han quedado sin palabras. Sea como fuere, si crees haber encontrado dichas palabras, te agradeceríamos que estrenaras los comentarios con tu sabia opinión. Tienes que estar registrad@ para comentar por una razón llena de lógica: si no estás registrado, nos parece difícil que hayas probado esta mismísima obra maestra de artesania.

23 más en la misma sección

A quién le gustó esto también le entraron ganas de probar...