pieza de Chorizo de Porco Celta (325 gramos aprox.)

Obra nueva

Chorizo de Porco Celta criado en libertad alimentado de landras y castañas de los soutos gallegos.

Más detalles

- +

 
Más info


EL CHORIZO DE PORCO CELTA DE LA FAMILIA TEIJEIRO


El “Porco Celta” es la única raza de cerdo autóctona de Galicia. Hasta mediados del siglo pasado era uno de los pilares de la economía familiar en la mayor parte de las aldeas del sur de Lugo, norte de Ourense y el centro y noroeste de A Coruña. Apenas había labrador que no criara sus propios "cerdos celtas" en casa, sobre todo si contaba con montes cercanos a su alrededor. Los cerdos encontraban allí los recursos naturales que necesitaban: castañas, bellotas y un sinfín de variados brotes vegetales típicos de los montes y soutos gallegos. Allí se encontraba el cielo en la tierra para esta raza, especialmente apta para moverse y pastorear. Sin embargo, las técnicas de ganadería intensiva aplicadas durante las décadas siguientes acabaron con su particular Edén y la raza casi se extingue por completo... ¿Por completo? No.

En la comarca de Sarria había una familia que impulsó la recuperación de la especie gracias a un irreductible y pequeño grupo de ganaderos y elaboradores. Corría la década de los 90. Los ejemplares de "Porco Celta" que habían sobrevivido eran pocos y estaban aislados, pero los pioneros de la recuperación estaban decididos y en el año 2000 ya se había elaborado el libro genealógico de la especie. Hoy son más de 500 los criadores de Porco Celta en libertad. Aquella familia de pioneros era la familia Teijeiro. Para ellos, el despiece del cerdo y la elaboración de los embutidos era cosa de familia desde siempre. En los 70 pusieron en marcha su primer obradoiro cárnico y, tras impulsar la recuperación del “Cerdo Celta”, podemos decir que también pusieron en marcha la recuperación del cielo en la tierra. ¿Dónde? En las fincas que recorren el Camino de Santiago desde Triacastela a Paradela y desde O Páramo a O Incio, donde los ejemplares de Porco Celta crecen en libertad, disfrutando de las castañas, las bellotas, el pasto, las raíces y los tubérculos como si la ganadería intensiva solo fuera una época pasada. ¿El resultado? Saborealo tú mismo.

Un "chorizo ahumado de porco celta" de elaboración totalmente artesanal en tripa natural y con carne magra, la carne cercana al lomo de poca grasa y alto contenido de fibra. Su curación se hace de forma lenta –entre 45 y 60 días- exclusivamente con humo de leña de roble. Carnoso, justos de picante, con substancia y de postgusto largo. Perfecto como aperitivo, para merendar, para hacer una cata de vinos… para compartir. Y además está libre de gluten, así que es un "chorizo apto para el consumo de celíacos".

¿Cómo valorarías esta obra?

pieza de Chorizo de Porco Celta (325 gramos aprox.)

Chorizo de Porco Celta criado en libertad alimentado de landras y castañas de los soutos gallegos.

¿Cómo valorarías esta obra?

 
Comentarios(0)

Son much@s quienes han probado esta obra. Tant@s como quienes han repetido. Sin embargo, parece que nadie ha compartido sus impresiones todavía... Probablemente porque prefieren guardar en secreto el tesoro recién descubierto o, sencillamente, porque se han quedado sin palabras. Sea como fuere, si crees haber encontrado dichas palabras, te agradeceríamos que estrenaras los comentarios con tu sabia opinión. Tienes que estar registrad@ para comentar por una razón llena de lógica: si no estás registrado, nos parece difícil que hayas probado esta mismísima obra maestra de artesania.

16 más en la misma sección

A quién le gustó esto también le entraron ganas de probar...